LOT

Y se destruyó toda aquella ciudad donde alguna vez fue feliz. Pero al escapar no hizo caso a la voz que le advirtió que no viera hacia atrás, mas no pudo evitarlo, puso su mirada en aquel lugar destruyéndose y de inmediato se convirtió en una estatua de sal… Las horas de sol, grano a grano, la derritieron hasta dejar un charco de lágrimas y olvido que se fue secando.

Poesía por la poesía: recomendaciones de lectura: Chuck Palahniuk


LA POESÍA POR LA POESÍA

Modera Javier Payeras -escritor, gestor y artista visual

La poesía no es algo lejano, está más cerca de lo que pensamos, en estas cuatro clases veremos distintas maneras de pensarla, descubrirla y expresarla. ¿Cómo escribir a diario y hacer que lo cotidiano termine siendo arte? El resultado puede sorprendernos.

👉INICIAL es un espacio de talleres y diálogos de reconciliación creativa, que tienen como objetivo expandir el conocimiento de la poesía en su sentido más profundo y al mismo tiempo crearla.

👉La inscripción de este modulo está abierta del el viernes 3 de junio 2022.

👉4 conversaciones, 1 por semana, en horarios de martes 15:00 horas o jueves 19:00 horas o sábado 10:00 horario de México y Centroamérica.
A partir del 4, 7, 9 de junio.


👉Los talleres se imparten en línea


👉Costo 50 dólares equivalente en moneda guatemalteca.

👉No pierda la posibilidad de conversar, trabajar, leer y reflexionar de una forma amena acerca de la poesía y las enormes posibilidades que tiene para el autoconocimiento y la meditación.


Para inscripciones e información escribir a

👇

inicial.arteypensamiento@gmail.com



INICIAL
El mismo mundo de forma distinta
Tutorías/Cursos/Talleres/Intercambio


El número de la cuenta de banco:

BANRURAL

Javier Antonio Payeras

Número 3809013183

MONETARIA

Pequeños sacrificios

La niebla rompe la luz y el calor destruye la niebla.
El amor es imaginario.
El tiempo es imaginario.
El tiempo y el amor solo son reales cuando se juntan.
Pero no me sorprende
que la historia desprecie
los pequeños sacrificios

Ver «𝗕𝗶𝗼𝗴𝗿𝗮𝗳𝗶́𝗮 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗶𝗺𝗮𝗴𝗶𝗻𝗮𝗰𝗶𝗼́𝗻» en YouTube

LAROUSSE



Gabriel García Márquez recuerda el día en que su abuelo le dio un diccionario y le dijo: “Este libro nunca se equivoca”. El futuro novelista observa el grueso tomo y le pregunta al anciano: “¿Y como cuántas palabras tiene?”. “Todas” fue su respuesta inmediata.

En mi casa tuve un diccionario que pasó de mi abuela a mi madre hasta terminar en mis manos. Un Pequeño Larousse Ilustrado, que en la última página tenía un colofón que lo fechaba en 1938. Era un objeto extraño, un pesado y bello libro de páginas amarillas a punto de romperse. Miles de palabras, fotos y mapas. Fue el primer libro que abrí en mi vida, comencé a leerlo y me perdí antes de acabar la A. Sus letras eran cursivas pequeñas hilándose unas con otras hasta el infinito.

Me recuerdo abriendo en clase mi viejo diccionario. Los demás chicos de Segundo Primaria llevaban algo más portátil, unos Sopena de bolsillo que eran tan delgados que podían doblarse. No me gustaban, presentía que les faltaban demasiados significados. Para mí un objeto que careciera de significados no valía la pena. Mucho de eso llevo resguardado hasta el presente. Dar con la palabra justa, es dar con esa palabra que vale tanto como una pregunta, como una respuesta, como una realidad.

En un presente que adolece de sin sentidos, cultivar el significado de esas palabras, hoy tan devaluadas: amor, felicidad, solidaridad, justicia, libertad… es acaso una digna resistencia. Una claridad que deviene al saber que todos estos términos no pueden comprarse, aunque los veamos ofertados en cualquier lugar y por cualquier motivo. Mi viejo diccionario podía definir y describir estas palabras, pero jamás su más profundo significado, porque para explicarlas era necesario resumir la experiencia humana a su más profunda esencia.

Entre tanta palabrería cursi y mellada por voluntades pobres, hace falta reconducirse por una búsqueda más humana de los grandes significados. Aquello que sólo encontramos en la esencia, acaso una razón más poética que nos libere de tantas conciencias falsas, de tanto vacío, de tanta demagogia y de tanta intolerancia.

Hoy es Vallejo

El Dr. Lemière le dijo a Georgette “Este hombre se muere, pero no sé de qué”. Un 15 de abril de 1938 aconteció la muerte de César Vallejo. Con el tiempo se ha ido aceptando que la desnutrición y la tuberculosis arrastraron prematuramente al genio hacia la nada que nos espera a todos.
Ochenta y cuatro años después, quién iba a decirlo, un mundo digital y distópico lo cita en aparatos que Vallejo jamás hubiera imaginado. Migrante, pobre, latinoamericano-no-blanco, tieso, tímido y raro, su verdad es la del genio.

Esta es la historia Azul cobalto

Pero con la certeza de que toda realidad siempre será más rica que el mapa incomprensible de
nuestra propia nostalgia»
-Mario Payeras-

Una fotografía. La sencilla luz del sol y el pasado que no termina de cauterizar.
Amar los momentos precisos, capturarlos con torpeza en el papel sensible.
Tus ojos a la lente en mi vieja cámara rusa.
La imagen de ese día luminoso reposa junto a un blister de pastillas sobre mi escritorio.
Solo por hoy.
Al menos queda la ternura. Ese algo implacable. Esos buenos tiempos.

(Esta es la historia/AzulCobalto -Ediciones Mundo Bizarro, 2018-)

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar