Días de guardar

Haciendo uso del silencio, son días de subrayar y escribir las líneas torcidas de la vida.

La luz mueve la tristeza de calles con hambre, odio, enfermedad y desempleo.

Miedo que cruza sus franjas en el resplandor. Dibujos y letras que devuelven tiempos mejores.

Es momento de abandonar el ruido. Imprimir las líneas en la atmósfera, en la luz, en las imágenes y en la memoria… es momento de guardar todo lo que escribes.

Los puntos caen en picada como luces sobre esta página. Entre la monotonía de las circunstancias surgen breves esperanzas.

Todo es insuficiente hasta que la soledad se muestra completa. La orilla de la resignación es cuando los días se comen la escritura y se asila en los minutos sin ruido.

Crear es voluntad. Pensar es el proceso necesario, es silencio, es disciplina y es crecimiento.

Aquellos grandes proyectos que esbozaste para tu vida ahora ya no significan nada para ti.

Lo leíste en un libro de Fernando Pessoa cuando eras adolescente y almorzabas en una oscura bodega, soñabas, pero la respuesta vino como mantra desde lo real de la poesía,

“No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
A parte de eso, tengo en mí todos los sueños del mundo.”
.
.
.
.
.

Publicado por Javier Payeras

Escritor y artista visual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: