Luz transparente

La verdadera poesía jamás descansa ni se resigna. No sirve de pedestal ni de bandera; la poesía está hecha de una luz transparente que rompe los tiempos. En las obras de Shakespeare están cifradas las pequeñas y las grandes tragedias. En las elegías de Rilke o en la novelas de Virginia Woolf están descritos todos los seres humanos y sus sueños. Lo mismo se puede decir de Lispector, de Yourcenar, de Borges, de Whitman o de Monterroso… Autoras y autores que insistieron lo suficiente para alcanzar lo infinito trabajando laboriosamente desde su propia intemperie.

Publicado por Javier Payeras

Escritor y artista visual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: