Péndulo e insomnio

Te hablo porque estás solo. Te escribo porque estás sola. Intentas llegar a la mañana siguiente, pero tu cabeza se mueve como un péndulo. Necesitas alguien cerca pero todo el mundo se va alejando. Creces, no existe nadie alrededor, creces: lo sabes porque te sientes solo, lo sabes porque te sientes sola. Ya es horaSigue leyendo «Péndulo e insomnio»

El Jardín de Mi

Mi madre dejó un pequeño jardín que veo desde la ventana de mi sala. Mi madre, una mujer de setenta y ocho años, profesaba la jardinería como una manera de fe. Ocupaba largas horas hablando con sus plantas. Ella fue una persona afortunada, nunca la sedujo la fama o el dinero, su mayor logro fueSigue leyendo «El Jardín de Mi»

Biografía de la imaginación (adelanto en Revista Penúltima)

Durante muchos años mantuve fotos de poetas suicidas colgados en las paredes de mi estudio, sus miradas tristes, sus bellos rostros jóvenes y su obra breve, genial e incompleta. Pasaron los años, encanecí, subí de peso, mi hijo se hizo adulto y aquellas fotos se fueron cayendo de la pared a causa de la humedad.Sigue leyendo «Biografía de la imaginación (adelanto en Revista Penúltima)»

Epifanía

EPIFANÍA Sol/ intensocentrorisa/ sombraparedfuego/ fósforocharco/ ala/lluviapájaro/ pupila/ vuelo/ muerterayo/mosquitovueloaurora/nieblanocheespinodedoinviernoagujajuiciovidrioresuellofilo/destellocicatrizabrigodíanadamoluscogotanocheangustiateléfonotristezavasoluzletravida /miradaairecrisantemocorazónesperanzaciudad &vientocorona/luz/luzdíaheridainstantecomaácido/gargantaveneno/retinasombras /aguabocinas/dinamitainfiernoterciopelolínealíquido/tóraxhélicerespiracióntorbellinodestellolodo /solpieLreflejo /claridaddiestro/ dioslabio/navajavinagrepaisajehuellaoscuridad cielo a la cuarta velocidadadentro estoy soloplatico plástico con adelgazado calorderretido por la luparespirando reptilmentela uña grisese (S)tedioque da porhablar & por hablardoblar la hoja de miedoy desaparecer titilandodelanteno hay unamesa alcentro demil desconciertoes en vano uncambiode juezal montevenuslos vasosSigue leyendo «Epifanía»

Estrellas muertas

Algunas veces, la vida es una piñata. Los niños maleados alrededor quieren dulces y los quieren ya. Así va quedando desgajada la belleza breve de algo hecho para ser golpeado hasta romperse. Al terminar la ceremonia, un poco de su interior queda repartido. Las vidas mediáticas también surgen para lo mismo, para alimentar nuestras crueldadesSigue leyendo «Estrellas muertas»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar