Péndulo e insomnio

Te hablo porque estás solo. Te escribo porque estás sola. Intentas llegar a la mañana siguiente, pero tu cabeza se mueve como un péndulo. Necesitas alguien cerca pero todo el mundo se va alejando. Creces, no existe nadie alrededor, creces: lo sabes porque te sientes solo, lo sabes porque te sientes sola. Ya es horaSigue leyendo «Péndulo e insomnio»

Días de guardar

Haciendo uso del silencio, son días de subrayar y escribir las líneas torcidas de la vida. La luz mueve la tristeza de calles con hambre, odio, enfermedad y desempleo. Miedo que cruza sus franjas en el resplandor. Dibujos y letras que devuelven tiempos mejores. Es momento de abandonar el ruido. Imprimir las líneas en laSigue leyendo «Días de guardar»

El tamaño real de las cosas

Una vez fui a recoger a mi hijo al colegio. Lo esperé en un aula donde tenían colocada una exposición con dibujos de niños de pre primaria. Por esos días recuerdo que yo daba un taller de poesía en el centro cultural de la Embajada de México en Guatemala y no sabía muy bien cómoSigue leyendo «El tamaño real de las cosas»

Luz imperativa

Hay una ternura que es como si explotara una ventana y su resplandor fuera la última belleza guardada en los ojos. Hay una suite de Bach para violonchelo. Hay una luz imperativa. Hay una estancia de silencio cada mañana.Hay una quijada de sol mordiendo una nube. Hay una esperanza como esa hoja en blanco dondeSigue leyendo «Luz imperativa»

Rumor lejano

Es imposible renovar tus fuerzas en el agua estancada. Comprende ese espejo cambiante entre lo que fuiste y lo que eres. El amor pasado, solamente es amor al pasado. Hay cosas que nos esperan siempre en el adiós.

Los torpes

Los límites que separan a una nación de otra son añejas construcciones realizadas por diplomáticos imperiales que dispusieron de sus colonos reduciéndolos a uno de los inventos más aberrantes de la humanidad: el nacionalismo. Luego llegaron las revoluciones y las contrarrevoluciones. Hoy estamos más tiempo tratando de llevar sustento a nuestra casa y luchando paraSigue leyendo «Los torpes»

La velocidad del sonido

Lao-Tse habita en la lluvia innumerable que inclina las hojas. De seguir las normas la poesía se haría inagotable. Sin esplendor ni publicistas. El destino de algunos es la nostalgia por idiomas que desaparecerán. La copa rebalsa. Dejar que la sabiduría se esconda, dejar que sea ilegible.

María

Anoche volví a soñar que mi abuela dormía a mi lado. Les voy a contar, ella fue una mujer viuda, hija de un ex cura originario de Islas Baleares que renunció a su vocación y se quedó en Guatemala, en Santa Rosa para ser preciso. Él hizo alguna fortuna y a mediados de la décadaSigue leyendo «María»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar